Viernes santo en Bolivia

Viernes santo en Bolivia

Viernes santo en BoliviaLa iglesia católica celebra en todas partes del mundo la semana santa, conmemoración a los últimos días de la vida de Jesucristo, mesías y principal figura alrededor de la cual se yergue el cristianismo como celebración religiosa y de fe. La semana santa es una celebración tan popular que es reconocida incluso por los que no son religiosos, es una conmemoración que posee alcance a varias naciones y en consecuencia muchos gobiernos declaran los días de esta semana como días feriados no laborables en los que recesan las actividades laborales en las instituciones públicas y privadas. Dentro de la semana santa los días más conocidos son el jueves santo, el viernes santo, el sábado santo y el domingo de ramos o domingo de resurrección. Todos poseen significaos diversos, relevantes para los religiosos y para las familias tradicionales. El viernes santo es uno de los días feriados de Bolivia, que posee origen religioso católico propiamente pero que se celebra por todos los creyentes por la repercusión que posee.

El viernes santo se conmemora el fallecimiento, luego del padecimiento y la crucifixión, de Jesucristo. Es una fecha de luto, que aunque conmemora un hecho triste es celebrado como uno de los días festivos en Bolivia, porque con la muerte de Jesús se comprueba la fe cristiana y la verdad de la palabra de Dios. Es una fecha de renovación de la fe, de la salvación y de recordación de los valores más importantes de esta religión.

Viernes santo en BoliviaEn Bolivia, que es un país muy religioso, donde la religiosidad popular abarca caminos desde lo indígena hasta lo católico ortodoxo. En este escenario, la celebración del viernes santo es muy importante, pues se realizan varias actividades como la procesión de la Vía Crucis, donde se representa a Jesús en su último padecimiento, la crucifixión y el fallecimiento.

En esta fecha se hacen muchos actos públicos en los que participan las figuras públicas del país, incluyendo al presidente Evo Morales, los gobernadores, alcaldes y los miles de fieles de esta religión que hacen actos multitudinarios en los que las lecturas de la biblia son muy importantes y la reflexión y recogimiento espiritual.

 

Este es uno de los días feriados de Bolivia, lo que permite que los religiosos puedan asistir a las actividades que se programan y los que no son puedan disfrutar de un día de descanso en casa o en las actividades que prefieran.

Las iglesias en estas fechas son adornadas con flores y muchos fieles se acercan a la cruz y besan los pies de la imagen de Jesús Crucificado, en una muestra de amor por la figura del salvador de los hombres, nacidos y por nacer.

Siendo una celebración de la fe, que reconoce la muerte de Jesús, el hombre más importante dentro de la iglesia católica, la religión católica demanda guardar el ayuno y la abstinencia, no se puede comer carne roja, no se puede beber, ni practicar actividades que puedan ofender la memoria de esta figura de fe.

Viernes santo en BoliviaDurante el viernes santo muchos bolivianos y bolivianas aprovechan para reunirse en familia, disfrutar del calor del hogar, hacer cena con los familiares y amigos, respetando los valores de los demás religiosos, porque es una fecha en la que la tolerancia juega un papel primordial. A pesar de ser feriados las actividades sociales y los servicios fundamentales de la sociedad boliviana se mantienen, como es el caso de los servicios médicos, las fuerzas del orden, los servicios gastronómicos y otros. Esto garantiza que los visitantes, los turistas y los nacionales puedan disfrutar de las actividades con la seguridad que el gobierno garantiza.

El viernes santo en Bolivia, para el 2014 se celebra el 18 de abril, es una fecha de meditación, reflexión y recogimiento que abarca a muchos nacionales y que ha ganado en adeptos cada año. Es una celebración universal que alcanza matices propios de la cultura boliviana, y que alcanza su máxima expresión como festividad nacional de la fe cristiana.

 

Generous provision further information of writing surfaces including white boards, magnetic areas and pinboards