Jueves Santo en Paraguay

jueves santo en paraguay

jueves santo en paraguayEl jueves santo es la fecha en la que se celebra cada año la última cena y el lavatorio de pies de Jesucristo, es el primer día del triduo Pascual y uno de los principales días festivos en Paraguay cada año. En el caso de este país se siguen varias tradiciones para esta fecha, como es el caso de la conmemoración de la última cena a través de una cena que con el tiempo ha pasado a ser en la hora del almuerzo. En esta se realiza una representación de esta tradición pero con los platos típicos de la cultura paraguaya.

No falta en esta celebración la sopa paraguaya que es elaborada a base de harina de maíz en el horno que los paraguayos llaman tatacúa, uno de los utensilios de origen guaraní que todavía se utiliza en los hogares tradicionales de Paraguay. También se realizan otros platos tradicionales y bebidas y dulces que acompañan la tarde de los paraguayos cuando celebran el jueves santo en compañía de sus familias.

Este almuerzo antecede al ayuno del Viernes santo en que muchos honran la memoria de Jesucristo con el luto que indica la iglesia cristiana para esta fecha, pero esto sucede luego, al otro día de la celebración del jueves santo y durante el sábado santo que también le sucede.

El jueves santo recuerda el último día que comparte Jesús con sus apóstoles, y la última de las enseñanzas de este a ellos, que es una enseñanza de humildad y sacrificio que todos los cristianos debemos seguir si somos creyentes fieles y de fe verdadera.

 

Los apóstoles de Jesucristo fueron doce y según dictan las escrituras del nuevo testamento aquellos 12 fueron los que no abandonaron a Jesucristo y creyeron en su legado incluso luego de que este había muerto, algunos de ellos también murieron a manos de los romanos:

 

Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él. Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?
Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?

 

Las escrituras son recordadas en cada Jueves santo, sobre todo aquel fragmento que recuerda el lavatorio de pies en el que Jesús dice a sus apóstoles:

jueves santo en paraguay―Uno que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. También vosotros estáis limpios, aunque no todos.
Porque sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo «No todos estáis limpios».
Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo:

―¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis “el Maestro” y “el Señor”, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.

Durante esta fecha los paraguayos celebran uno de los más emotivos días feriados de Paraguay, un día entregado enteramente a la fe, al culto y a la representación de un día sin igual en la vida de los cristianos. Es por ello que los paraguayos en esta fecha van a las iglesias, capillas y templos de las ciudades y poblados de este país a rezar y a esperar los demás días de la semana santa que son días de dolor y luto.

Las procesiones agrupan a miles de paraguayos en esta fecha, procesiones largas, en las que muchos aprovechan para hacer promesas y para demostrar su fe, procesiones que son el camino hacia la renovación de la devoción, que es precisamente el sentido de esta fecha tan importante: el jueves santo.