Día de la batalla de Boquerón en Paraguay

día de la batalla de boquerón en paraguay

día de la batalla de boquerón en paraguayLa Guerra del Chaco fue un conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay que se extendió durante tres años, con múltiples pérdidas para ambos frentes de batalla. Este conflicto culmina con la firma del protocolo de paz entre los gobiernos de ambos lugares y con la división del Chaco Boreal entre ambos países. No todos los hechos de la patria se han dado a partir de conflictos de este tipo, no siempre las guerras logran victorias, sobre todo cuando los muertos son miles, pero si es cierto que muchas veces es la única solución para la obtención de algo que es necesario para la vida o para el orgullo de una nación. La Guerra del Chaco es recordada cada año por los paraguayos porque miles de hombres murieron dejando familias, hijos y amigos sufriendo por la pérdida, pero estos murieron orgullosos de haber participado en uno de los grandes objetivos de este país.

La principal batalla de esta contienda, por lo menos la más recordada es la Batalla de Boquerón, considerada la primera de la Guerra del Chaco. Esta se libra durante 20 días del mes de septiembre de 1932, en torno al Fortín Boquerón y culmina con la recuperación de este por el ejército del Paraguay. Aun cuando las pérdidas de hombres en este hecho fueron significativas, se considera una victoria del ejército paraguayo y es conmemorada como tal en uno de los principales días festivos en Paraguay.

día de la batalla de boquerón en paraguaySe considera que existieron múltiples bajas, alrededor de 1000 por parte de los bolivianos, entre los que no se cuentan los oficiales y más de 400 soldados prisioneros; por parte de los paraguayos unos dos mil muertos y también múltiples heridos y desaparecidos. La caída de este escenario estratégico produce amplia conmoción a los bolivianos que se encontraban desinformados  bajo la propaganda de su propio país que simulaba que todo iba bien en el frente. La caída de varios fortines como Yujra, Lara, Ramírez y Castillo y la rendición del destacamento de Marzana, fueron de los hechos que bajaron la autoestima de los bolivianos en conflicto con los paraguayos.

“Boquerón fue el drama de la ilusión en su grado máximo. Ilusión de fuerzas que no existen, ilusión sobre la capacidad del adversario, ilusión sobre un Chaco que se desconoce, ilusión sobre la importancia de la intervención extranjera.[…] ilusión de quedarse con Toledo, Corrales y Boquerón, [ilusión del] estacionamiento incomprensible y fatal de contingentes militares en la retaguardia […] en espera de alguna intervención que paralizaría las hostilidades”.

Muchos han sido los testimonios al respecto de este hecho, merecedores de reflejo en este artículo porque en ellos se vislumbran varias de las razones por las que hoy se celebra esta fecha como uno de los días festivos de Paraguay. Hoy los paraguayos recuerdan el entusiasmo de los participantes en esta contienda porque:

Era enorme el entusiasmo de estos jóvenes e inexpertos combatientes, y tanta la confianza en el éxito y en sus jefes que mi presencia entre ellos hizo brotar, vibrante y espontáneo, el clásico ¡Viva el Paraguay!…; grito que los electrizó de coraje, lanzándolos al trote tendido contra el enemigo, agazapado en sus bien defendidas trincheras”.

día de la batalla de boquerón en paraguayEn el día de la Batalla de Boquerón los paraguayos celebran uno de los días feriados de Paraguay y participan de muchas actividades en las cuales lo más importante es recordar la forma en que el ejército de este país asumió una contienda importante con heroísmo y valentía sin igual. Celebran de múltiples formas, con ofrendas y homenajes a los héroes de la patria, con recuerdos de este día que llegan como herencia de la valentía de nuestros ancestros que dieron su vida por lo que somos hoy. También los poetas en su eterna luz sobre los grandes hechos recuerdan este día con versos hermosos llenos de significados para todos los de este país: 

 “Si por desgracia el clarín de las batallas

nos llama un día a cumplir el gran deber,

serán allá nuestros pechos las murallas

que detendrán las afrentas a tu ser” (M. NOUTZ)

 

Deja un Mensaje

Tu correo electrónico no será publicado. * Campos Obligatorios